¿Cuál es el secreto para vender mucho?

Siempre y en todo momento he dicho que la enorme persuasión y multiplicadora de ventas es la relación. Si contamos una relación vigorosa y también íntima con nuestros clientes del servicio, les vamos a vender …

Siempre y en todo momento he dicho que la enorme persuasión y multiplicadora de ventas es la relación. Si contamos una relación vigorosa y también íntima con nuestros clientes del servicio, les vamos a vender sin esfuerzo. De ahí que suelo decir que da igual el tamaño de nuestra lista de correo o de nuestra libreta de contactos, importa la relación con ellos.

El ejemplo paradigmático que siempre y en todo momento doy para argumentar este truco psicológico para vender mucho más es el del hermano. Si nuestro hermano viene a vendernos algo, ¿no le adquiriremos? (si disponemos una relación frecuente y habitual con él). Evidentemente que lo vamos a hacer, y sin reforzar en costos, comparaciones o pruebas.

¿De qué forma puedo vender mucho más en mi negocio?

Tratándose de vender, las expresiones que empleas son fundamentales. Es por ello que las compañías han de ser capaces de trasmitir seguridad, responsabilidad y profesionalismo con sus expresiones a fin de que quien llama perciba que adquirirle a una compañía en concreto, en vez de a sus contendientes, es la mejor resolución que puede tomar.

Para esto, tienes que usar un lenguaje persuasivo. Esta clase de lenguaje se apoya en algunas expresiones y expresiones que tienen el poder de influir en la manera de meditar, sentir y actuar de la gente.

Rastreo regular

No hay solamente efectivo que la perseverancia y la metodología. Al obligarte a efectuar asambleas periódicas de rastreo, te concentrarás en conseguir respuestas y investigar pronósticos de forma recurrente. Para su aparato, va a ser un instante de enfoque y esfuerzo en sus logros y desenlaces.

Cuantifique los desenlaces y comparta sus logros con su aparato. Fomentarás su deseo de optimización y también identificarás a esos que se sienten desmotivados o apabullados por las demandas.

Deja un comentario