¿Qué significa moral en las redes sociales?

La sociedad actualizada semeja abocada a la búsqueda incesante de una exclusiva personalidad, a amoldarse a un ambiente poco a poco más dinámico y, al fin y al cabo, a enfrentar ciertos desafíos que esta …

La sociedad actualizada semeja abocada a la búsqueda incesante de una exclusiva personalidad, a amoldarse a un ambiente poco a poco más dinámico y, al fin y al cabo, a enfrentar ciertos desafíos que esta novedosa situación proporciona cada día. La doble ética de las comunidades es un ejemplo evidente de esto.

En este contexto, las novedosas tecnologías ahora representan un claro pensamiento de este ámbito. No obstante, debemos cuestionarnos, ¿verdaderamente representan un avance en concepto de protección de las garantías de los ciudadanos? ¿No es verdad que estas tecnologías dieron rincón a novedosas tipologías delincuentes, cuyo modus operandi cambia cada día?

¿De qué forma nos afectan en lo personal las comunidades? ¿Influyen en nuestro avance y carácter individual? ¿Tienen algún peso en la conformación de nuestros valores y principios?

El día de hoy dejo de lado mi papel en la agencia por el hecho de que no les hablaré de marketing. O quizás sí, de todos modos todo es un tanto marketing: cuanto mucho más intrínsecamente humana es una pregunta, mucho más atrayente es para la mercadotecnia y en consecuencia para mí. Pero si la capacitación profesional me lo deja, me agradaría comunicar con nosotros una reflexión mucho más próxima a la ontología que al marketing, sobre entre los efectos de las comunidades en la gente.

Antes de emprender las cuestiones que guían este artículo, es requisito detectar las ideas básicas y los argumentos que sostienen la contestación que sugiero. Entre todos y cada uno de los causantes que influyen en la configuración de los principios, valores y personalidad de cada humano, hay 2 puntos tan determinantes como prueba de que nuestra insolencia intelectual sobrepasa con creces nuestras habilidades.

Deja un comentario