Saltar al contenido

¿Qué es el dropshipping?

07/03/2023

Gran selección de modelos

Como no precisas obtener los productos que vendes de antemano, puedes sugerir una extensa pluralidad de modelos a tus clientes del servicio.

Basta que un distribuidor tenga estos artículos a fin de que los coloques en venta en tu lugar.

Virtudes

  • Precisas poca inversión inicial: no precisas invertir en instalaciones, contratos o distribución.
  • Tienes pocos costos fijos: siendo un negocio en línea, crea varios menos costos fijos que si fuera un negocio físico. La mayor parte de tus costos cambian en dependencia de las ventas que hagas.
  • No gestionas envíos: no debes lidiar con preparación de pedidos ni compañías de correo. El distribuidor se hace cargo de eso.
  • La localización es maleable: puedes supervisar tu tienda desde cualquier sitio siempre y cuando poseas una conexión a Internet.
  • De manera fácil escalable: aquí nos paramos un tanto para comunicarlo en aspecto. En un negocio clásico, en la mayoría de los casos, si vendes el doble de artículos, deberás llevar a cabo el doble de trabajo. Esto puede integrar, por poner un ejemplo, contratar mucho más personal o agrandar las instalaciones, lo que tiene un encontronazo en el incremento de los costos. En Dropshipping, son los distribuidores quienes se encargan del almacenamiento, la preparación de los pedidos y los envíos. Esto te deja medrar exponencialmente sin acrecentar bastante los costos.
  • Tienes poco margen de beneficio: siendo un modelo de negocio con una barrera de entrada baja, o sea, no tiene bastantes requisitos en un inicio, hay mucha rivalidad, lo que ordena a varios a achicar su margen de beneficio. Conque antes de volverte orate, busca un nicho productivo (con algo de demanda, pero poca rivalidad).
  • No tienes control logístico: si no tienes depósito, es bien difícil supervisar qué artículos prosiguen libres y cuáles no. Tenga presente que su distribuidor probablemente trabaje con mucho más minoristas, con lo que las existencias cambiarán con cierta frecuencia.
  • Los fallos del distribuidor son culpa del mercader: Todos cometemos fallos, pero cuando hayas hecho la venta, si el cliente tiene algún inconveniente con el envío del pedido o con el producto en sí, normalmente es dependiente de ti para seleccionar tu reclamo
  • Dependes de distribuidores: como no gestionas stocks, pedidos o envíos, andas a cargo de tus distribuidores.
  • Hay que invertir tiempo y dinero en SEO y SEM: como en otro negocio en línea, si bien poseas la mejor tienda del ámbito, sin visibilidad no venderás. Tienes que invertir tiempo o dinero en SEO y SEM para ganar visibilidad y producir o acrecentar las ventas.