¿Cómo influye la publicidad en la vida de las personas?

La propaganda no es solo propaganda en televisión Actualmente podemos encontrar una cantidad enorme de formas distintas de promocionar, publicitar artículos o fabricantes. Sin ir más allá, pasamos de un formato revolucionario como es el …

La propaganda no es solo propaganda en televisión

Actualmente podemos encontrar una cantidad enorme de formas distintas de promocionar, publicitar artículos o fabricantes. Sin ir más allá, pasamos de un formato revolucionario como es el Product Placement, a los banners en comunidades. Estos canales pasaron de ser opcionales hace unos años a ser obligatorios para las compañías, ya que las interfaces de propaganda y las segmentaciones que nos presentan han evolucionado exponencialmente en un tiempo reducido. De ahí que, durante un día nos llega mucho más de 4.000 visitas de publicidad. Las compañías procuran, mediante los distintos y diversos canales de comunicación que hay, mover a los usuarios a la acción de compra, creando vínculos sentimentales entre la marca y su público.

Propaganda y motivaciones.

Las distintas teorías de la motivación resaltan 2 categorías:

Motivaciones internas y no sociales.

Volvamos a el interrogante…

En el momento en que negamos la predominación de la propaganda en nuestro accionar, de todos modos deseamos decir que limitamos al límite el consumo de fabricantes con las que no te identifiques no. Esto no significa que no tengamos un concepto (en ocasiones muy precisa) de cuál es el cliente propio de esa marca. Por contra, una sección esencial del apego o rechazo que uno puede sentir por una cierta marca hay que a los valores y al género de cliente asociado a exactamente la misma.

La propaganda, mediante la transmisión de valores, empapa nuestra cabeza para crear una personalidad de marca completa, que vamos a tener presente en el momento de obtener. Si la personalidad de esa marca se alinea con nuestros valores, es realmente posible que deseamos adquirirla. Y si no encaja, no lo deseamos. Pero en los dos casos, si somos capaces de comprender de qué manera se ve la marca que poseemos enfrente, va a significar que el aviso ha cumplido su propósito.

Deja un comentario